Más del 40% de los barceloneses conviven con niveles de ruido perjudiciales para la salud.

captura_7[0]El 15% de la población está expuesta a niveles de ruido superiores a 70 dB, superiores al límite de 65dB marcado por la OMS.

El 44% de las llamadas a la Guardia Urbana por quejas relacionadas con el ruido corresponden a la  concentración personas en el espacio público. No obstante, la fuente principal de ruido en ambientes urbanos es el tráfico (80%).

El 40,25% de los barceloneses convive con niveles de ruido diurno superiores a los 65 decibelios (dB), umbral máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo indica el informe “Ruido y Salud en Barcelona” elaborado por el Observatorio Ruido y Salud DKV-GAES con la colaboración de ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo), una completa recopilación de datos disponibles hasta la fecha sobre cuál es el grado de exposición a la contaminación acústica y cómo afecta a la salud de las personas. Este Informe se ha presentado hoy en Barcelona en el marco de la 20ª edición de las Jornadas Científicas GAES.

Según un estudio de percepción social realizado por GAES, los barceloneses tienen una apreciación negativa de la situación acústica de su ciudad. Más del 87% de los barceloneses considera que vive en una ciudad ruidosa y más del 85% considera que la población aún no está totalmente concienciada sobre la problemática del ruido y su influencia en la salud.

Estas cifras pueden alertar sobre el exceso de ruido en la ciudad de Barcelona, pero como reflejan los datos recogidos en el informe “Ruido y Salud en Barcelona” la tendencia es una disminución de los niveles de ruido en los últimos años. Se constata que desde el año 2009 se ha reducido el porcentaje de población expuesta a los niveles de ruido más altos, aquellos que sobrepasan los 70 dB.

Hace cinco años el porcentaje de población barcelonesa expuesta a estos niveles era del 19%, mientras que en el año 2013 la cifra se ha reducido hasta el 15% de la población. Además, en los últimos cinco años, han aumentado más de un 3% las zonas que registran niveles acústicos bajos, inferiores a los 60 dB. …/….seguir leyendo en la publicación original.

Informe publicado por ECODES

Deja un comentario