#Diez propuestas para la racionalización de los horarios laborales │ ARHOE.

ArhoeEl pasado  28 de abril de 2015, La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), con motivo de la celebración del Día del Trabajo, el día 1 de mayo, ha dado a conocer una serie de propuestas dirigidas a empresarios y trabajadores, encaminadas a lograr una mayor eficiencia y productividad de las empresas de nuestro país. Responsables de la Comisión Nacional señalan que nuevos tiempos requieren nuevas soluciones y que se imponen medidas imaginativas, más allá de la clásica negociación salarial, para llevar a cabo reformas de calado que permitan no sólo mejorar los resultados empresariales, sino también promover actitudes corporativas que faciliten ambientes de trabajo más humanos e integradores.

  1. Cambiar la mentalidad laboral. Un trabajador no es mejor por estar más horas en su puesto. Hay que desterrar la cultura del “presentismo” tanto para los trabajadores como para una dirección que parece valorar este factor en perjuicio del cumplimiento de objetivos. . Cada uno debe tener unos objetivos que cumplir y por ellos ha de ser evaluado.
  1. El mejor trabajador es el que disfruta de su trabajo. La motivación y la implicación de los empleados en los objetivos de la organización son pilares fundamentales para un funcionamiento positivo de la misma. Aprovechar el talento y retenerlo aparece como algo imposible si un trabajador no se siente valorado y no goza de unas condiciones de trabajo que le permitan disfrutar de otros aspectos de su vida.
  2. Fomentar la creatividad y la motivación. Repetir mecánicamente una tarea sin aportar inspiración y creatividad no es la mejor manera de contribuir a la eficiencia empresarial. Del mismo modo, un trabajador estresado que solo puede estar con sus hijos un mínimo espacio de tiempo al terminar la jornada, difícilmente podrá estar motivado. Está demostrado que el rendimiento es superior cuando el empleado puede disfrutar de su vida privada. Las medidas de conciliación y flexibilidad son, pues, además de un derecho, un factor de mejora de la productividad.
  1. Racionalización horaria y productividad. Cuando se habla de que se requiere mayor productividad para ser más competitivos, hay por desgracia quien piensa que basta con bajar salarios para lograr esa mejora. Otros, en cambio, han comprobado que la implementación de medidas de racionalización horaria y conciliación ha supuesto para sus empresas un importante plus de productividad e implicación de los trabajadores. Y vale tanto para la gran empresa comopara la PYME y autónomos.
  2. Modificar conductas en el trabajo. Que determinadas formas de trabajar se arrastren desde mucho tiempo atrás, no significa que sean las correctas ni las más apropiadas para los tiempos actuales. El “ordeno y mando” ha de quedar como una reliquia del pasado. Es responsabilidad delos directivos adoptar las decisiones necesarias para actualizar y modernizar las condiciones en que la empresa desarrolla su actividad: fomentar el trabajo en equipo, considerar al trabajador comoaun “cliente interno” que necesita saber qué y por qué hace las cosas, etc. A mayor unión de  empresa y trabajadores, mejores perspectivas de negocio.

Seguir leyendo en la publicacion original │ ARHOE

Deja un comentario